Buscar
  • kahrsspain

Suelos KÄHRS, acabados perfectos



Ya te hemos hablado de la estabilidad de los suelos Kährs, y de los tratamientos de nuestros parqués, incluso de nuestra garantía de 30 años. Esta vez os hablaremos de los acabados de los suelos KÄHRS.


Podríamos resumirlos en cuatro ejemplos:

  • Alto brillo

  • Satinado

  • Mate

  • Aceitado

Pero daremos un par de “pinceladas” en cada uno de ellos para darlos a conocer como merecen.


El Alto brillo de KÄHRS refleja la alegría en el suelo y lo hace parecer brillante. No nos engañemos, lo es. Esa alegría es la luz, natural y/o artificial. Un pulido que realzará la belleza de las diferentes maderas usadas y rematadas con este acabado. Este acabado refuerza la dureza de la madera y prolonga su vida al dotarla de una protección extra.


El acabado satinado en los suelos de KÄHRS ejerce de complemento perfecto para otros elementos de madera. Los envuelve, los destaca y resalta en todo su esplendor. Pero por encima de todo acentúa su carácter natural. Se trata de un suelo muy resistente y fácil de limpiar.


Los suelos mate de KÄHRS son nuestra cara más sutil. Despista a quien lo observa por primera vez. Por primera, segunda… y eso siendo profesionales. Será un suelo que juegue con la sensibilidad de quien lo observe. Es un reto para discernir entre una madera no tratada o con un acabado de aceite natural. Creará esa confusión inconsciente que hará que disfrutes percibiendo el hechizo de quien observa y se enfrenta por primera vez tu suelo. La superficie es natural y suave. Tanto como para invitarte a ir descalzo sobre ella. Aunque parezca mentira es tan fácil de mantener y limpiar como el acabado satinado.


El suelo aceitado de KÄHRS es nuestra apuesta por lo natural. Natural… y agradable aportando un tacto inusualmente limpio y suave. La influencia de este acabado, el aceitado, es que, amén de proteger el suelo, ejerce de barniz y destaca y contrasta las diferentes formas y texturas de la madera.


¿Con cuál te quedas tú?