Buscar
  • kahrsspain

Ventajas de los suelos KÄHRS (2ª parte)



Retomamos nuestro artículo anterior para terminar de enumerar algunas propiedades de los suelos de KÄHRS que los hacen tan fáciles de mantener. Por no hablar de su resistencia. Su durabilidad… En fin, son algunos aspectos que justifican nuestra tranquilidad al ofrecer suelos con 30 años de garantía.


Recapitulamos los tres puntos vistos ya en el artículo "Ventajas de los suelos KÄHRS (1ª parte)": os decíamos que éramos algo más que unos suelos bonitos, que nuestro compromiso con el medio ambiente se ratificaba al prescindir de disolventes en los tratamientos de nuestras maderas y destacamos su resistencia a los cambios de temperatura y humedad.


KÄHRS: un suelo sin fisuras. Cuando lanzamos Woodloc en 1999 nos convertimos en la primera marca que lanzaba un suelo con sistema de junta sin cola en todo el mundo. No negaremos que revolucionamos la industria de los suelos de madera, una vez más. Este ingenioso sistema de junta une las tablas mecánicamente y como resultado tenemos un suelo libre de fisuras.


KÄHRS se puede pulir como el suelo macizo. La construcción multicapa de nuestra gama original incluye madera dura sólo hasta la junta y madera de crecimiento rápido por debajo. Se puede restaurar del mismo modo que un suelo macizo. Esto se debe a que el pulido de cualquier suelo de madera es posible sólo hasta la junta. No solo apostamos por el respeto al medio ambiente, además logramos un resultado espectacular con un 75% más de estabilidad.


Hemos logrado crear una superficie más resistente que no se decolora. Uno de aspectos más importantes de un suelo es precisamente eso: su aspecto. Entra por los ojos, o no entra. Los tratamientos de superficie de los suelos KÄHRS son lo suficientemente fuertes como para soportar el desgaste y el rayado diarios. Pero al mismo tiempo son lo suficientemente finos para no ocultar el lustre de la madera. A diferencia de otros acabados que podemos encontrar en el mercado, los tratamientos de superficie de KÄHRS no amarillean con el tiempo.


Cuidado y mantenimiento. No solo hemos desarrollado una gran variedad de tratamientos y acabados a nuestros suelos, también hemos sido prácticos y hemos pensado en los suelos una vez instalados. El tiempo pasa y castiga todo, suelos incluidos, menos los de KÄHRS. A su dureza y firmeza hemos de añadir que contamos con una gama de productos propios que te ayudarán, en caso necesario, a su reparación y renovación. En breve publicaremos un artículo dedicado precisamente al mantenimiento de los suelos KÄHRS.

La suma de todos estos rasgos distintivos de KÄHRS nos permiten sacar pecho y proclamar que nuestros suelos son los mejores suelos del mundo.