Buscar
  • kahrsspain

Ventajas de los suelos KÄHRS (1ª parte)



Quien haya leído el artículo que dedicamos tiempo atrás a los bosques sostenibles KÄHRS comprenderá, desde entonces, nuestro compromiso con el Medio Ambiente. En él nos referíamos a nuestra materia prima, la madera.


Hoy os vamos a dar algunas pistas que te harán comprender el éxito de KÄHRS. De nuevo recalcaremos nuestro respeto a la naturaleza, esta vez no con la materia prima, sino con nuestros productos.


Este es el primer artículo, de dos, en los que vamos a explicaros el porqué de la sencillez del mantenimiento de nuestros suelos, y algunas características que hacen de KÄHRS el mejor parqué del mundo.


Allá vamos con la primera entrega:


Nuestros suelos están libres de disolventes. Repetimos, “sin disolvente”. Queremos dejarlo bien claro, puesto que podemos presumir de ello y lo llevamos en el ADN KÄHRS. Siempre utilizamos tintes y lacas sin disolventes. Nuestros materiales, empelados y la marca en general, somos respetuosos con el medio ambiente. Pero nuestra conciencia no es la única que nos hace prescindir de materiales dañinos, nuestros acabados ofrecen unas superficies fáciles de limpiar sin necesitar aplicar productos químicos fuertes.


Los suelos de KÁHRS son más que una superficie bonita. No importa cuál sea el tratamiento de superficie que utilice para nuestro suelo. Siendo producto KÄHRS podrá estar seguro de que mejorará y protegerá la belleza natural de la madera. Es más, volvemos al punto anterior: como nuestros suelos no tienen disolventes (bajo el tecnicismo “formaldehído e isocianato” su mantenimiento es más sencillo, menos agresivo, más duradero y con un resultado más bonito a la vista. Bonito… y natural.




Resistentes en todas las estaciones. Si comparásemos los suelos de KÄHRS con un suelo tradicional de madera veríamos que nuestros suelos son un 75% más estables. Resisten el alabeo, la deformación y el agrietamiento. Son incluso resistentes en los cambios estacionales, con los altibajos y variaciones en humedad y temperatura. Estabilidad perfecta a partir de nuestro método de construcción en suelo. Llega a aguantar y soportar los cambios climáticos más drásticos, de ahí que también sean la primera opción para quienes desean instalar calefacción radial en sus hogares y oficinas.